Saltar al contenido →

Análisis Acer Swift 5 (2021)

Última actualización 12/05/2021

El Acer Swift 5 es un ordenador pensado para los que buscan un dispositivo que puedan llevarse con ellos de un lado para otro sin ningún problema de autonomía o de peso. Estamos ante un portátil muy ligero y con una autonomía capaz de aguantar una jornada de uso sin ningún tipo de problema.

Como siempre os digo, escribo estas líneas desde el propio Acer Swift 5. Esto algo que me gusta hacer para tener las sensaciones en las palmas de mis manos (nunca mejor dicho) y así poder expresaros mi opinión de la mejor manera posible.

Lo que seguramente te interese saber de este portátil es si merece la pena por el precio que tiene. La respuesta es sí. Estamos ante un ordenador portátil que no es perfecto, pero que cumple a la perfección con lo que se le pide a un ordenador de este tipo: portabilidad, rendimiento y autonomía.

Los puntos negativos

Empezando por lo malo, tengo que decir que la construcción es uno de estos puntos a mejorar en próximas generaciones. No es que sea una mala construcción, el dispositivo me parece bonito y se le nota sólido, pero estamos ante un portátil que al a veces nos saca un poco de esa sensación de gran dispositivo que tenemos en nuestras manos. Su construcción es de aleaciones de magnesio-litio y magnesio-aluminio, unos materiales muy livianos que hacen que parezca plástico, pero no lo es. Este punto es por ponerle una pega, ya que en el mercado hay muchos portátiles de plástico con peores construcciones que este y lo cierto es que se le nota cuidado.

Otro punto negativo, y en esto sí que no hay medias tintas, es el audio. El Acer Swift 5 es un ordenador con un audio muy pobre. Tanto el volumen como la calidad no son…»para sacar pecho». Se oye bajito y con un sonido plano. Pero bueno, podremos conectarle unos auriculares o unos altavoces por cable o bluetooth y todo solucionado. Ojo, los micrófonos si son buenos y no he tenido ningún problema a la hora de hacer videollamadas.

El último punto negativo es algo que comparte con la gran mayoría de portátiles del mercado, la webcam. No me voy a cansar de pedir a las marcas que comiencen a tomarse en serio este punto de los portátiles. Ya estamos muy acostumbrados a tener buenas cámaras delanteras en los smartphones y estaría muy bien que las marcas nos pusieran unas cámaras web decentes en sus ordenadores. Ya no pido un 4K HDR 60 FPS, pero al menos que llegue a Full HD y que la calidad sea decente. En este Acer Swift 5 la cámara es mediocre y se ve mal, pero como la mayoría.

Los puntos positivos

Ahora vamos con las cosas buenas que tiene este ordenador, que son muchas y son las que seguro te interesan.

Lo primero positivo que tengo que destacar es su comodidad de uso. Estamos ante un ordenador de 14 pulgadas muy compacto y ligero. Es increíblemente cómodo de llevarlo contigo, ya no sólo en la mochila, sino también como si de una tablet se tratase. Encima esta ligereza hace que a la hora de ponerlo en las piernas no se note pesado, todo lo contrario y puedas estar usándolo durante horas sin ninguna molestia.

Es segundo punto positivo sigue al tema de la comodidad de uso y es la autonomía. El Acer Swift 5 tiene una autonomía más que suficiente para usarse para trabajar todo el día sin problemas. Eso sí, ya sabes que esta autonomía dependerá del uso, pero en mi día a día con un uso de navegación web, escritura de artículos, edición básica de fotos y vídeos, WhatsApp y algún vídeo de YouTube y Netlix, la autonomía me ha aguantado todo un día sin problemas. Ahora bien, ponte a jugar o a hacer algo pesado que implique encender la ventilación y adiós a esta buena autonomía.

Lo tercero que me ha gustado es la pantalla. Son 14 pulgadas con una resolución Ful HD y un formato 16:9. Lo que puedo decirte de la pantalla, a parte de que es táctil y llega al 100% de sRGB, es que es muy buena. Igual no llega a los niveles del Acer ConeptD 3  Pro que probé hace unos días, pero sí que estamos ante una muy buena pantalla con buenos colores y perfecta para ver cualquier contenido que queramos a la perfección. Con respecto al brillo y su visualización en exteriores, el brillo es de 340 nits y al sol no se ve mal y me ha sorprendido que he podido usar a las 2 de la tarde con cierta comodidad.

El cuarto punto que me ha gustado es su cantidad de puertos de conexión. En una época en la que los ordenadores tan pequeños y ligeros comienzan a tirar con uno o dos USB-C, este Acer Swift 5 tiene todo lo que puedas necesitar excepto una conexión ethernet. Tenemos un HDMI, dos USB 3.0 de toda la vida, un USB C que también nos permitirá cargar el ordenador (de forma lenta y para emergencias), el conector de carga, un jack de auriculares y ya. Vamos, que lo tiene todo.

El quinto punto positivo es el teclado y trackpad. Estamos ante un ordenador con un buen teclado retroiluminado (de un sólo nivel). Estoy escribiendo y he estado escribiendo con él líneas y líneas sin ningún problema, con una ligera sensación que recuerda a la de un teclado mecánico, con unas teclas con un buen recorrido y un sonido elegante. El trackpad tiene un tamaño suficiente para el tamaño del dispositivo y a la hora de usarlo se nota bien, sin quejas.

El último punto es el rendimiento. Lo he dejado el último porque seamos sinceros, el Intel i5-1135G7 Quad-core (4 núcleos) 2,40 GHz lo comparte varios modelos del mercado, igual que sus 8 GB de RAM DDR4. A ver, esta configuración funciona muy bien para tareas del día, edición de fotos e incluso a la hora de jugar esporádicamente. Poniendo ejemplos, yo he podido usar fluidamente y sin quejas programas como Photoshop, Publisher, InDesign, Premiere, abrir vídeos 4K en YouTube, ver vídeos en Netflix, jugar al GTA V, al Battlefront 2 y realizando videollamadas y compartiendo pantalla. La única queja que he tenigo con el rendimiento ha sido a la hora de ponerle a prueba con un juego pesado como el Assesins Creed Odyssey, que el rendimiento ha sido ahí, ahí, con unos FPS de unos 24-30.

Hay que decir que si queremos más potencia tenemos un Acer Swift 5 Pro que viene con el procesador i7-1165G7 y la NVIDIA® GeForce MX350 con 2 GB memoria dedicada, un ordenador que nos ofrecerá mayor rendimiento tanto en tareas muy pesadas como a la hora de jugar.

Un buen ordenador

En conclusión, este Acer Swift 5 me ha gustado mucho y me parece una opción para aquellos que quieren un portátil con Windows que sea ligero, le dure la batería y tenga un buen rendimiento. En Amazon lo tienes por 899 euros y me parece que es perfecto para ser un portátil por debajo de 1000 euros e ideal para estudiantes o ejecutivos que ahora con el teletrabajo quieran un portátil que les permita llevarse la oficina encima.

Publicado en Análisis de Ordenadores

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.