Saltar al contenido →

La importancia del DJI FPV

He tenido la suerte de poder tener y probar el último dron de DJI, el DJI FPV. Este nuevo producto es el más distinto de todos los que ha lanzado hasta la fecha, principalmente porque está destinado a un público experto que buscan una experiencia única y de vuelo en primera persona.

Los drones de DJI se caracterizan por ser de los mejores del mercado por su gran facilidad de vuelo y por tener una calidad de imagen excepcional. Esto se sigue cumpliendo en este DJI FPV, añadiéndole un carácter deportivo y de velocidad que no se ha visto en ningún dron de la marca ni de su categoría.

¿Qué es un dron FPV?

Creo que antes de seguir, debo explicarte lo que es un dron FPV para que entiendas bien de lo que te hablo.

Los drones FPV son un tipo de drones de pequeño tamaño que se emplean especialmente para carreras o para tener una experiencia de vuelo en primera persona, de ahí su nombre FPV (First Person View). Estos drones normalmente suelen estar destinados a un público experto que es capaz de hacerlos volar sin sobresaltos y se caracterizan por tener un vuelo muy rápido y una maniobrabilidad excepcional.

Para tener la experiencia FPV emplean unas gafas muy parecidas a las VR que se pusieron de moda hace pocos años y acoplan al dron una cámara que puede ser un sensor de un smartphone o ahora está muy de moda usar viejas GoPro modificadas. Con esta combinación los que se consigue es poder ver con las gafas el vuelo del dron como si este tuviera una cabina de pilotaje.

La diferencia con los drones normales que podemos comprar es que su vuelo suele ser totalmente manual, que tienen un tamaño y un peso bastante pequeño, una autonomía de unos escasos minutos y que realmente no están destinados a la grabación, son más para disfrutar de la experiencia de volarlos. Y lo más importante, normalmente son drones que requieren un cierto conocimiento para su construcción y/o modificación.

La revolución de DJI

Como puedes ver, estos drones no se parecen mucho a lo que suele ofrecer DJI, hasta ahora. De ahí que haya titulado este artículo de esta manera. La importancia del DJI FPV para el mercado de los drones creo que va a ser revolucionaria, ya que nos encontramos ante un producto que mezcla a la perfección el mundo más comercial con el de los robots de carreras.

Lo que tiene el DJI FPV es que podemos usar el dron como si fuera uno de los muchos que ofrece la marca. Volarlo tranquilamente con la facilidad que caracteriza los productos de la marca, pero también podremos ponernos ‘picantes’ y emplear sus modos sport y manual para sentir toda la adrenalina del vuelo deportivo de un dron capaz de alcanzar los 140 km/h y distanciarse 6 kilómetros de ti.

Este dron vuela muy bien, es muy ágil, muy rápido y sólo la autonomía (unos 30 minutos) es algo que lastra la experiencia (te lo pasas tan bien que se te hace corto). En las pruebas que he podido realizar me ha sido muy fácil volarlo tanto en recintos abiertos como en escenarios más complejos esquivando árboles y paredes. Lo cierto es que me lo he pasado como un niño pequeño y la experiencia de ponerte las gafas, ver el vuelo en primera persona y mientras oír el silbido de dron sobrevolando tu cabeza es bestial. Sí, lo reconozco, me he sentido como Luke Skywalker o compañero de vuelo de Tom Cruise en Top Gun.

Tengo que decir que no he pasado del modo sport y automático de vuelo, olvidándome al completo del modo manual y más rápido para cuando tenga más experiencia. En ese modo no tendremos ayudas de vuelo e incluso necesitaremos hacer una pequeña modificación (oficial) en el mando para poder manejarlo sin problemas, por lo que mejor no arriesgar a romper el dron y que DJI me mate por ello.

Las gafas son muy cómodas y se ven muy bien. En el caso de no querer usar las gafas y usar el smartphone podremos hacerlo también, aunque no me ha gustado que necesitemos conectarlo por cable a las gafas. Creo que el tema de la batería de las gafas y esto del smartphone se puede mejorar, especialmente lo del móvil. Aunque entiendo que si no quieres volar el dron con las gafas es que no quieres el FPV y deberías optar por alguno de la gama Mavic, a los que también les puedes poner gafas mediante apps de terceros.

En cuanto a la calidad de las imágenes, son buenas, pudiendo tener una grabación 4K 60 fps usable para cualquier uso. Eso sí, a la hora de grabar muchas veces tenemos las hélices en los laterales de la imagen, lo que denota que su principal cometido no es el uso de la cámara de manera ‘cinematográfica’ y usarla más como nuestros ojos y grabar nuestra pericia. Tanto es así que no tenemos modos como el de seguimiento o despegue en espiral que otros sí tienes. Este DJI FPV graba vídeo, puedes subir y bajar la cámara, pero poco más.

En conclusión, después de volar ya varios drones, creo que este DJI FPV es un gran lanzamiento que el mercado va a agradecer. Con este dron tenemos la comodidad de un dron comercial y la adrenalina de un dron de carreras en un solo producto y ambas cosas con una de las mejores calidades posibles.

Ahora bien, si te compras este dron debes saber que debes querer usarlo con las gafas y que es peor en cámara y autonomía que otros de la marca, por lo que si lo quieres para un uso más recreativo siempre recomiendo mirar otras alternativas. Pero si ya tienes experiencia y quieres tener un dron que te haga sentir un piloto de caza, vete de cabeza a por el DJI FPV.

Publicado en Análisis de Gadgets

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.