Saltar al contenido →

Análisis Genesis Thor 300 TKL

Última actualización el 11/08/2021

Si buscas un buen teclado mecánico gaming, este Genesis Thor 300 TKL puede que te encaje a la perfección. Se trata de un teclado que por unos 63,59 euros te ofrece una experiencia muy similar a la de otros productos de marcas como Razer, aunque  obviamente con algunas diferencias que debes conocer.

Pequeño pero matón

Lo primero que me ha sorprendido de este teclado es su tamaño. Normalmente los teclados gaming solemos asociarlos a teclados grandes como el Razer BlackWidow V3 del que te hablé hace poco días, pero este Genesis Thor 300 TKL es bastante compacto y eso lo hace ideal para aquellos que buscan el minimalismo en su setup o no tiene mucho espacio en su escritorio. Ahora bien, esta reducción de tamaño lo consigue prescindiendo de la sección numérica.

Siguiendo con el tamaño del teclado, sí he notado que las teclas son más pequeñas de los que me gustaría, hecho que ha provocado que me equivoque a la hora de escribir más de lo que me gustaría. Todo es cuestión de acostumbrarse me imagino, pero debes saberlo.

Las teclas son mecánicas, un buen tacto y una altura correcta. Lo cierto es que responde muy bien a cualquier pulsación, tanto para escribir como para jugar, por lo que sí podría recomendar este teclado también para sus uso en tareas de productividad.  La altura es buena, no fatiga su uso prolongado, todo lo contrario, es bastante cómodo, aunque hubiera estado bien tener un reposamuñecas para mejorar la experiencia.

Sobre el ruido, no suena demasiado, aunque no es totalmente silencioso, pero esto es algo que pasa con casi todos los teclados mecánicos. Tendremos es típico sonido que asociamos al teclado y podremos usarlo sin miedo de despertar a la mitad del vecindario.

Tiene una buena construcción, con una base de aluminio que le otorga bastante estabilidad. Las teclas están reforzadas para aguantar horas y horas de pulsaciones sin que se rompan o se borren. Una cosa que me ha gustado de este teclado es que las patas están terminadas en goma, algo que hace que el teclado no se mueva a la hora de usarlo.

En cuanto a la personalización, este es un teclado que nos permite personalizar la iluminación RGB y guardar una serie de perfiles para que podamos ir variando al gusto. Eso sí, tendrás que descargar el software de su página, un programa que nos permitirá personalizar la experiencia del teclado en cuanto a su iluminación como en las funciones de cada tecla.

Bueno, bonito y barato

En conclusión, es un teclado bastante bueno para el precio por el que lo tenemos y la experiencia que nos ofrece. Es cierto que me gustaría que las teclas fueran un poco más grandes e hicieran que tuvieran un tacto más duro para evitar cierto bailoteo o pulsación involuntario, pero por el resto creo que este teclado se va a quedar conmigo durante un tiempo. Es bonito, retroiluminado, personalizable y encima ocupa poco espacio.

Todo esto por poco más de 60 euros, un precio más que asequible para un teclado de este tipo.

Publicado en Análisis de Gadgets

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.