Análisis HP Dragonfly G3 Notebook

Un análisis más de HP y en esta ocasión le toca a su ordenador Dragonfly G3. Este es un ordenador muy destinado a la movilidad y ser el típico ordenador que te da tu empresa. Este es un portátil que cumple a la perfección con la frase «Libertad para que trabaje a su manera» que la propia marca dice en la web del producto.

Ideal para ir contigo a todas partes

Este HP Dragonfly G3 es uno de esos ejemplos de ordenador compacto que está diseñado y pensado para no parar. Es compacto y ligero, ideal para cargarlo en la mano o en una mochila.

Estética estamos ante un portátil sobrio, que no va a destacar, pero que tiene sus cosillas muy agradables de ver y sentir. Un ejemplo de ellos son sus bordes redondeados, ideales para usar sobre las piernas (como estoy escribiendo ahora mismo) ya que no se te clavará.

Su construcción es de plástico y se nota. Quizás el tacto sea lo peor del dispositivo, pero tampoco intenta disimularlo. Si queremos ligereza y que sea un ordenador de ‘combate’, es lo que hay que poner.

El Dragonfly G3 es un ordenador bastante delgado y ligero (0,99 kg), a la altura de otros como los LG Gram o los Acer Swift. Vas a poder levantarlo con una mano fácilmente y al apoyarlo en las piernas no notas que te aplasten.

La pantalla es un punto curioso en este ordenador. De primeras parece que estamos ante un pantalla normal, típica pantalla de 13,5 pulgadas, de tecnología LED y con una resolución Full HD (algo más en realidad, 1920 x 1280). Pero una vez te fijas te das cuenta de que tiene dos puntos clave:

  • Su formato es 3:2, la mejor para trabajar. Este formato tiene la ventaja de que al ser más cuadrado vamos a poder más contenido en documentos, internet y programas en general. Lo que vas a notar es que parece que sea una pantalla más grande de lo que es si la comparamos con una 16:9 tradicional.

  • Tiene un modo privacidad curioso. HP lo llama HP Sure View y se trata de un modo con el que la pantalla se volverá totalmente opaca frente a los mirones, solo viéndose bien de frente. Esta es una opción muy interesante para esas personas que traten con información sensible o simplemente para los que quieren trabajar con privacidad tanto en la oficina como, por ejemplo, en el AVE. Este modo se puede encender y apagar, pero tiene el inconveniente de que apagado afecta un poco a los ángulos de visión de la pantalla, haciendo que se oscurezca demasiado si la miramos algo ladeados.

Por último, hablemos del teclado y el trackpad. Ambos están muy bien y la verdad es que usarlos es bastante agradable. Por parte del teclado tenemos unas teclas retroiluminadas con un buen recorrido y de buen tamaño. Respecto al trackpad está centrado, tiene un tamaño bastante bueno y su respuesta es perfecta.

Potente para trabajar y ya

No voy a mentirte, este ordenador no debe ser tu elección si buscas potencia bruta. Este es un ordenador que te va a servir para un trabajo más de ofimática que de diseño y mucho menos para jugar. Podrá hacerlo, sí, pero no vas a tener la experiencia que te mereces.

Estas son sus especificaciones clave:

  • Procesador i7-1255U
  • RAM 16GB DDR5
  • Unidad de estado sólido PCIe® NVMe™ TLC de 500 GB
  • Puerto HDMI, tarjeta SIM, 2 USB C, 1 USB A, jack de auriculares

¿Qué experiencia he tenido? Pues la verdad es que ha sido bastante buena y tal y como la esperaba. Para el tema de trabajar con Excels grandes, videollamadas, grabar algún vídeo con OBS, navegar por internet y eso ha ido bastante bien. A la hora de editar, jugar o hacer tareas más pesadas, es cierto que la falta de una gráfica dedicada se nota y la experiencia no es la mejor, pero para cosas puntuales y medianamente exigentes va a rendirte bien. Tiene el mejor procesador de portátiles de Intel y esa es una garantía de potencia para lo que necesites.

Es que este Dragonfly G3 está hecho para un uso más ligero, ideal para estudiantes o para el típico consultor que va y viene todo el día y no tiene un puesto fijo. Es eso, un ordenador de batalla diaria de ofimática y alguna tarea algo más pesada pero esporádica.

La batería acompaña y aunque no es una locura, sus 7-8 horas de uso medio lo podremos tener sin ningún tipo de problema. Podremos cargarlo por media de cualquiera de los dos USB C y tiene una carga rápida del 50% en 30 min, nada mal.

El ordenador currante

Al final de la prueba con la sensación que me quedo es la de que este ordenador está diseñado para la vida de 9 a 18, es decir, para la vida profesional diaria. El Dragonfly G3 es un ordenador ideal para moverte de un lado para otro, te otorga ese extra de privacidad y encima no te va a dejar tirado por potencia ni por batería.

Como extras tenemos una webcam bastante decente y un sistema de reconocimiento facial que nos desbloquea el dispositivo. ¡Y el audio no es nada malo!

Deja un comentario Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.