Saltar al contenido →

Análisis Microsoft Surface Latop 4 15 pulgadas (AMD e Intel)

Microsoft ha renovado sus ordenadores portátiles y lo ha hecho en lo que más les fallaba, los procesadores. Este año nos encontramos con unos dispositivos muy capaces para casi cualquier actividad menos para sus uso como ordenadores gaming. Para usos de oficina, creación de contenido o programación, no tendrás ningún tipo de problema.

La familia Surface Laptop 3 se caracterizaba por mezclar los procesadores Intel y los AMD dependiendo del modelo. En concreto, los Intel estaban en los de 13 pulgadas y los AMD en los de 15. Por suerte, este año Microsoft ha decidido que es mejor que el usuario sea el que elija y ofrece ambas marcas en ambos modelos, aunque si queremos los más potentes tendremos que ir a por los grandes, que son los protagonistas de este artículo.

Estoy escribiendo este artículo en el Microsoft Surface Laptop 4 en su versión AMD Ryzen 7 4980U con 16 GB de RAM y 512 GB de almacenamiento. Un ordenador que cuesta 1.849 euros y que es una versión personalizada para Microsoft con una tarjeta gráfica integrada Radeon Graphics Microsoft Surface® Edition.

He estado cerca de 16 días con él usándolo como ordenador personal intercalándolo con un Acer Swift 5 con el procesador Intel i5 de 11ª generación, los mismos que los que tenemos en el modelo de 13 pulgadas. De esta manera me he podido hacer una idea de su rendimiento y puedo decir sin lugar a dudas de que yo me cogería los modelos con procesadores Intel, especialmente para tareas que demanden una buena carga gráfica como jugar, aunque ninguno esté especialmente diseñados para eso y requieran de una tarjeta gráfica externa para ofrecer un rendimiento óptimo.

Bueno, ahora que ya te he contado todo lo aburrido vayamos a los que seguro te interesa más, lo que opino de este Microsoft Surface Laptop 4 de 15 pulgadas.

Empecemos por lo malo

Como hago siempre, quiero empezar por los aspectos negativos de este portátil y en este punto voy a ser muy rápido porque creo que tiene muy poco que criticar.

Quizás el mayor punto negativo que tenga este ordenador sea la competencia. El usar Windows 10 y los procesador Intel que tenemos en otras marcas hace que podamos tener ordenador con sus mismas especificaciones por menor precio, su mayor talón de Aquiles. Es cierto que estamos ante un ordenador muy bien construido, con una buena pantalla, buena autonomía y todo muy guay, pero a la hora comprarlo veremos que podemos encontrar portátiles más baratos que nos ofrezcan una experiencia similar, especialmente en cuanto a rendimiento y autonomía se refiere. Y no quiero mencionar mucho los nuevos MacBook de Apple…

La conectividad es otro punto que podrían mejorar. En estos Microsoft Surface Laptop 4 tenemos solamente un USB 3.0, un USB C, un jack de auriculares y el puerto de carga. Sería muy interesante que para próximas versiones pusieran más USB C o una entrada HDMI.

Por último, la cámara web es bastante mala, pero nada que no sea algo a erradicar del sector. Lo primero que me ha sorprendido es que no sea capaz de grabar a Full HD como hace la Surface Pro 7+ o la Surface Pro X2 y luego me ha sorprendido que realmente tiene una calidad de imagen bastante mediocre.

Lo bueno supera con creces lo malo

Ahora vamos con los bueno, que es mucho y muy interesante.

Lo primero que quiero destacar de este Surface Laptop 4 es su calidad. Lo mires por donde lo mires es uno de los mejores ordenadores en cuanto a diseño y construcción. Huye de los plásticos y nos ofrece una sensación premium a la hora de coger y usarlo que muy poco ofrecen en el mercado.

Además de esta calidad de construcción, es increíblemente cómodo de usar y de llevar encima. Es un ordenador grande, pero eso no quiere decir que sea incómodo de llevar en una mochila o de moverlo con nosotros de una habitación a otra. Es más ligero de lo que puede parecer al verlo en un primer momento y tanto a la hora de coger como de tenerlo encima nuestra, estoy muy satisfecho con su peso, delgadez y portabilidad.

Ya que hablamos del tamaño, vayamos a la gran diferencia de los Microsoft Surface Laptop 4, su pantalla. Sigo pensando que el formato 3:2 de estos ordenadores es ideal para todo el tema de productividad y el uso de los portátiles en general. Tenemos una pantalla con 201 ppp y una resolución que se queda entre el 2K y el 4K. Pero lo que realmente importa es que es un pantallote con una de las mejores calidades que podemos encontrar en un portátil. Además, es táctil y compatible con el lápiz de Microsoft.

Eso sí, aquí meto un aspecto negativo y es su visión en exteriores. No es que se vea mal, pero sí que me ha costado un poco más ver con comodidad la pantalla en estos días soleados de primavera, especialmente a la hora de ver una serie con muchas escenas nocturnas.

Siguiendo con cosas positivas, aquí entra el teclado y el trackpad. Este Microsoft Surface Laptop 4 de 15 pulgadas tiene un teclado grande, con unas teclas retroiluminadas con 3 intensidades y un recorrido muy cómodo. Me lo he pasado y me lo estoy pasando genial escribiendo con él, podría estar horas sin problemas. El trackpad es más grande lo habitual, es muy preciso y con un tacto muy premium.

La autonomía es otro punto muy bueno que ha mejorado con respecto al modelo anterior. Ahora tenemos un portátil que para trabajar nos puede durar sin problemas unas 10 horas con un navegación web, Netflix, WhatsApp, edición básica de fotos, escritura en Word y ese estilo. Para que te hagas una idea, este artículo me ha gastado un 8% de batería y he estado una hora y poco escribiendo en WordPress, con WhatsApp y el Spotify puesto en unos auriculares bluetooth. Además, seguimos manteniendo la carga rápida, aunque siempre tengamos que usar el cargador propietario, a ver si en próximos ya lo activan también por el USB C. Es decir, que tendremos un portátil capaz de seguirnos el día en una jornada de trabajo sin problemas.

Para lo último me dejo el rendimiento, la potencia, de lo que es capaz. A ver, como te he dicho antes, yo si me lo fuera a comprar me compraría la versión con el Intel, ya que este con el AMD Ryzen 7 4980U creo que se queda entre el i5 y el i7 en cuanto a potencia, o esa ha sido mi impresión según mi experiencia. Ahora bien, elijas el modelo que elijas debes saber que todos van a moverlo todo a la perfección. Ya sea navegar por internet, usar Word, Excel, editar fotos, vídeos…por suerte estamos en un año en el que la potencia que nos ofrecen los ordenadores ya es más que suficiente para casi cualquier tarea personal o profesional que podamos necesitar. Ahora bien, ya te he dicho que no es para jugar, pero si lo queremos hacer, debes saber que podrá con ello, pero tampoco va a ofrecerte la mejor experiencia con los mejores detalles, aunque en juegos como el GTA V o el Battefront 2 ha rendido muy bien con gráficos altos y sólo le ha costado con títulos más pesado como el Assesins Creed Odyssey que los fps no han superado los 20.

Un ordenador premium pero con mucha competencia

A modo de conclusión, lo que puedo decirte es que sí, es un muy buen portátil. Es bonito, portable, con buena autonomía, buen diseño, buen rendimiento…el mayor problema que tiene es que hay mucha competencia ahí fuera que ofrecen una experiencia similar por menos precio. Aún así, si quieres uno de los mejores exponentes dentro de Windows, tengo que recomendártelo, más que nada porque yo lo haría, aunque con el modelo con el i7.

 

Publicado en Análisis de Ordenadores

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.