Saltar al contenido →

Análisis Monitor Philips 272B7QPTKEB

Gracias a Philips he podido probar este monitor profesional destinado a un uso de oficina durante varias semanas. Mi experiencia ha sido muy buena y aunque es cierto que igual por especificaciones no va a llamarle la atención a muchos, creo que es una buena opción a tener en cuenta para tenerla en nuestros despachos o puestos de trabajo.

Una pantalla todo en uno

Lo que más me ha llamado la atención de este monitor de Philips es su versatilidad. Estamos ante un modelo que nos permite adaptarla totalmente a nuestras necesidades físicas y que incluso tiene una webcam integrada, sí, tiene ya cámara.

Lo primero que destaca de este modelo es su tamaño. Son 27 pulgadas, el tamaño perfecto para un monitor de oficina. Tiene unos marcos estrechos y lo cierto es que durante estas semanas me ha encantado usarla para trabajar. En ella se ve todo con el tamaño perfecto, no tenemos que forzar la vista, no tenemos que girar la cabeza para ver los lados, simplemente está todo ahí, a simple vista.

Pero su tamaño no es lo que más me ha gustado, ha sido que podremos elevarla o bajarla fácilmente para ponerla a altura de nuestros ojos sin necesidad de ir poniendo nada de debajo. Y se levanta bastante de la mesa, ¿eh? Hasta 15 cm.

A parte de en altura, esta pantalla es capaz de girar 360º fácilmente, ideal para enseñar algo a algún compañero. También se inclina hacia arriba o hacia abajo y…también rota para usarse en vertical. Sí, esto le va a gustar a muchos, podremos cambiar la orientación de la pantalla al gusto y sin problemas, adaptándola al uso que vayamos a darle.

Terminemos con la webcam integrada. Está en la parte superior, escondida detrás del panel para proteger nuestra intimidad. Para usarla simplemente tendremos que pulsar en ella y se desplegará. Es capaz de grabar vídeos en Full HD y su calidad, bueno, es la esperada en una webcam, pero mejor que la que encontramos en muchos portátiles. Por cierto, es compatible con

Una panel de calidad

La resolución es QHD (2K) y se nota. Tener este extra de resolución hace que todo se vea mucho más nítido, con mejor calidad. ¿Pixels? ¿Qué es eso? No vas a poder apreciar ni uno y todo se ve perfecto.  Los ángulos de visión son muy buenos, aunque son los esperados en una pantalla IPS de calidad. Los colores tampoco están nada mal, ofreciendo un contraste 1000:1 y 8bits de colores sRGB.

Pero lo que más me ha gustado del panel es la tecnología que incluye para que sea más cómoda a la vista y más ahorradora:

Por un lado tiene tiene un modo LowBlue que reduce la luz azul que emite y también tiene una tecnología antiparpadeo. Estas dos tecnologías juntas lo que hace es que podamos estar trabajando con la pantalla varias horas diarias sin que sintamos que nuestros ojos están sufriendo. Obviamente a esto hay que añadir el tamaño y la resolución, todo pensado para que nuestra salud ocular no sufra más de la cuenta.

Por el otro lado tenemos la tecnología PowerSensor, que básicamente es un sensor de personas que es capaz de detectar cuando estamos delante del monitor para atenuar o no la pantalla y que así consuma menos energía.

Conexiones y sonido

Por último, no puedo cerrar mi análisis sin contarte las conexiones que tiene este monitos de Philips. Tenemos todo lo siguiente:

Entradas:

  • VGA (analógica)
  • DisplayPort 1.2
  • Mini DisplayPort 1,2 x 1
  • HDMI 1.4

Salida:

  • Salida DisplayPort

Puertos USB:

  • 3 USB 3.0

Audio:

  • Entrada de audio de PC
  • Salida de auriculares
  • 2 altavoces de 2w integrados

En el tema del sonido es cierto que no va a sorprenderte, no es el yo recomendaría para verme una película, pero para un uso profesional o casual se oyen bien. No tiene una calidad excesiva pero para las videollamadas o ver algún vídeo suelto nos va a servir.

He estado muy contento con él

A ver, mi experiencia ha sido muy buena con este monitor, pero debes saber que es una pantalla cara y que no va está pensada para todo el mundo y mucho menos para el mundo gaming. Por los 594€ que cuesta creo que hay pantallas mejores en cuanto algunas especificaciones, pero claro, no todas tienen lo que tiene esta.

Al final estamos ante una pantalla con un buen tamaño, que se puede girar como quieras, con una resolución QHD y que te integra altavoces y una cámara web Full HD. Todo esto hace que la experiencia sea muy buena pero claro, tiene un precio.

Publicado en Análisis de Gadgets

Comentarios

Deja un comentario Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.