Saltar al contenido →

Chromecast con Google TV, la evolución definitiva del Chomecast

Desde su lanzamiento, en 2013, el Chromecast supuso un antes y un después en el mundo del entretenimiento del hogar, permitiendo convertir en smartTV cualquier televisor que tuviera un simple HDMI. Un año después, se lanzaba Android TV, introduciendo en el mercado del sistema operativo de Google a los televisores de manera nativa o de los Android TV Box. Ha sido este 2020 cuando Google ha querido mezclar estos dos mundos en un mismo dispositivo que lo convierten en el elemento definitivo para el entretenimiento del hogar.

Es cierto que este Chromecast con Google TV no es el primero de su clase, más bien supone una respuesta de Google al Apple TV y los Fire TV de Amazon, pero sí que supone el primer dispositivo que proviene oficialmente de la propio Google, lo que aporta ese extra de seguridad en cuanto a la calidad, la experiencia de usuario y las actualizaciones del dispositivo.

Por otro lado, debes saber que este Chromecast con Google TV no sustituye totalmente a Android TV o a dispositivos como la Xiaomi Mi TV Box, el que hasta ahora era el mejor referente dentro de esta gama de dispositivos. Este Google TV es una experiencia más, que añade los extras de Google, unos añadidos que dejan el protagonismo a los contenidos por encima de las aplicaciones que tenemos instaladas, incluyendo la posibilidad de ver la tv en directo (aunque esto en determinados países).

Un Chromecast vitaminado

En apariencia, el Chromecast con Google TV es muy similar a un Chromecast tradicional. Tenemos la cápsula y una ‘lengua’ que sale de ella y que incorpora el HDMI. Para darle energía necesitaremos hacer uso del USB C que viene en la caja y, algo negativo que tiene, es que sí o sí tendremos que enchufarlo a la corriente, ya que el USB de la tele no le dará potencia de sobra, a no ser que también sea USB C.

La cápsula es lo que integra todo el hardware y está disponible en varios colores al gusto del consumidor. Es casi el doble de grande que un Chromecast tradicional, pero su tamaño sigue siendo lo suficientemente pequeño para que se esconda discretamente detrás del televisor.

 

Junto al dispositivo viene un mando a distancia, una de las grandes diferencias con un Chromecast tradicional. Este mando será del mismo color que el dispositivo y es bastante pequeño y cómodo de usar. Tiene los botones justos y necesarios, nos permitirá subir y bajar el volumen de la tele y también incorpora un micrófono para poder usar Google Assistant. Vamos, es el mando típico que tenemos con la Mi Box, los Fire TV o el Apple TV.

Una experiencia con el contenido como protagonista

A la hora de usar el Google TV nos daremos cuenta de que Google quiere que el contenido sea el protagonista de la experiencia y por ello nos divide la interfaz en cuatro partes:

  • Buscar: esta realmente no es una sección, es una llamada extra para usar Google Assistant por si no nos va el mando o estamos usando otro que no tiene el botón específico.

  • Inicio: este es el apartado que se carga de primeras. En él nos encontraremos recomendaciones de contenido para ver las series o películas que tenemos a medias o las aplicaciones.

  • Aplicaciones: esta sección es como la tienda de apps. A parte de servirnos para ver las que tenemos instaladas, podremos navegar por las que estén disponibles para su descarga de manera oficial.

  • Colección: esta será nuestra biblioteca, es decir, el lugar en el que nos aparezcan las películas que hemos comprado en Google Películas.

De todas ellas, la que realmente vas a estar usando es la pantalla de Inicio, ya que es la principal y la que se carga de primeras. En ella tendrás todos los contenidos recomendados para ti de todos los servicios que tengas contratados, incluyendo Youtube o Netflix.

Google Assistant también nos ayudará a acceder a esos contenidos de manera sencilla con nuestra voz, pudiendo pedir que nos abra una serie o una película y que este lo encuentre entre todos los servicios que tengamos vinculados.

Compatible con todo menos con Apple TV y Stadia.

En este Chromecast con Google TV podrás tener instalados todos los servicios que puedas necesitar: Netflix, Movistar TV, Amazon Prime, Spotify, Twitch, Atresplayer… a excepción de Apple TV, algo que parece obvio pero que no lo es tanto. Tampoco tendremos Google Stadia y esto sí que no es comprensible.

En el caso de Apple TV, es comprensible que no esté ya que Apple lo quiere es que le compres su propia alternativa. Pero resulta curioso que esta app si esté disponible para los smartphones Android y para los Fire TV, pero no para Android TV. Es comprensible, pero desconcierta que esté para los dispositivos de Amazon, que le hacen la misma competencia.

El caso de Google Stadia sí que es para hacérselo mirar. Google Stadia es el servicio de videojuegos online de Google. Con él podremos jugar en streaming a los últimos títulos que se lancen y sólo necesitaremos un mando, ya sea el propio de Stadia o el de cualquier videoconsola, y un Chromecast Ultra. Lo curioso es eso, que podamos usarlo con un Chromecast Ultra pero no con el último modelo que ha lanzado la propia Google. No sería de extrañar que lo hagan compatible a corto plazo, pero si tardan mucho estarían perdiendo la oportunidad de darle ese plus gamer a este Chromecast con Google TV y ese empujón que está necesitando Stadia para no quedarse en el olvido. (Actualización: Google anuncia que podrá jugarse en la primera mitad de 2021, es decir, que tiene muchas papeletas que en el Google I/O de mayo o junio lo anuncien)

Conexión bluetooth, HDR, 4K y poco más.

Del resto de cosas que puedas preguntarte sobre este Chromecast con Google TV, debes saber que tiene conexión Bluetooth, lo que nos permitirá usar accesorios como mandos, teclados o incluso auriculares para ver la tele sin molestar a nadie (sin retardo).

También debes saber que reproduce los contenidos hasta 4K con HDR y 60 FPS, siendo compatible con Dolby Vision, HDR10 y HDR10+.

Para el tema de la instalación de apps fuera de la tienda oficial, aquí tendremos el inconveniente de que no tenemos un USB para hacerlo mediante un pendrive, pero sí tenemos disponible un navegador para hacerlo de forma nativa, aunque es algo más complicado que en la Mi TV Box.

¿Diferencias con el resto?

Hablando claro, este Chromecast con Google TV es un buen dispositivo, de los mejores que puedas comprarte, pero no es especialmente distinto del otros de otras marcas. Todas ofrecen una interfaz parecida, la posibilidad de reproducir contenidos con la misma calidad (siempre hablando de los modelos que cuestan lo mismo) y sólo he visto que los Fire TV sí nos permiten mejor configuración de la calidad de vídeo, aunque me gusta más la interfaz de Google y la reacción de Google Assistant.

Creo que la decisión de compra variará dependiendo de si queremos Apple TV, que entonces tendremos que irnos a Apple o Amazon, o si por el contrario queremos tener una experiencia muy centrada en los contenidos y con Google Assistant. Además de la posibilidad de instalar apps de terceros.

Veredicto

A ver, a mí este Chromecast con Google TV me ha parecido perfecto. Es todo lo que estábamos esperando de parte de Google, un Chromecast que tuviera Android TV para no tener que estar mandando el contenido desde el móvil.

Son unos 70 euros y vale cada céntimo. Funciona muy bien, la interfaz está muy bien pensada, la calidad de vídeo y audio es muy buena y encima tienes el añadido de tener Google Assistant para lo que quieras.

Ya sólo hace falta que le añadan el soporte a Google Stadia y ya sí que lo convertiría en todo un centro multimedia perfecto, pudiendo ver tus pelis y series favoritas, escuchar tu música y encima jugar a videojuegos potentes.

Publicado en Análisis de Gadgets

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.