Saltar al contenido →

Insta360 One R, la cámara de acción que debes de tener

Insta360 ha logrado algo que muchos han intentando, disputarle a GoPro un segmento que el mismo inventó, el de las cámaras de acción. Ahora, tras probar unos meses la Insta360 One R puede decir sin lugar a dudas que estamos ante la mejor cámara que puedes comprarte, especialmente en su modalidad Twin.

Hasta 3 cámaras en 1

Igual sueno demasiado rotundo ya desde el principio, pero es que lo que ha hecho Insta360 con esta cámara es increíble. Ya no es sólo que tengamos una cámara con una calidad de vídeo espectacular, es que tenemos 2 cámaras por el precio de 1 gracias a su carácter modular.

Y es que lo que más diferencia esta Insta360 One R del resto de cámaras del mercado es que nos encontramos ante un dispositivo que podremos despiezar con facilidad e ir actualizando según nuestras necesidades.

Para que lo entiendas perfectamente, lo que es la cámara realmente es un cubo al que iremos añadiéndole distintos módulos de cámaras y baterías dependiendo de lo que queramos usar: tenemos un módulo con una lente de cámara de acción tradicional, otro módulo con una cámara 360 y otro con una cámara en colaboración con Leica que tiene un sensor de 1 pulgada.

Luego tenemos las baterías, que podremos cambiar para no tener que esperar a recargarlas o incluso meterle una más grande si vamos a hacer un uso intensivo. Hablando de baterías, la autonomía no está mal y te permite estar un día de esquí grabando sin problema. La marca anuncia unos 70 minutos a máxima calidad y en mi experiencia se acerca mucho a esas cifras.

La opción Twin que he mencionado al principio del vídeo es el pack que te recomiendo, ya que te viene con la cámara gran angular tradicional y la cámara 360 grados, que será con la que más juegues por toda la versatilidad que nos ofrece. Todo por el precio de una GoPro nueva.

Estos módulos también se venden por separado y la idea es que si Insta360 saca una segunda generación, solamente tengamos que comprar el módulo de la cámara. Imagina que lanzan un tipo de cámara nuevo o se te rompe uno de los que ya tienes, pues no tienes que comprar la cámara entera de nuevo.

Todos lo módulos son resistentes al agua y podremos sumergirlos hasta 5 metros sin necesidad de ninguna carcasa extra.

Lo que debes saber es que los 3 módulos tienen características propias que puedes ver al completo en su web, pero a grandes rasgos debes saber que el módulo Gran Angular graba hasta 4K 60 fps, el módulo 360 lo hace hasta 5.3K pero luego a la hora de exportarlo en plano lo hace en Full HD y el módulo de 1 pulgada es el que mejor calidad de imagen da, especialmente es escenas con poca luminosidad.

 

Insta360 te ayuda a darle rienda a tu imaginación

La otra parte que convierte a esta Insta360 One R en la cámara definitiva es su software y lo mucho que Insta360 la está cuidando. Es cierto que esto es algo que comparte en gran parte con el resto de cámaras de la marca, pero es que el software de la marca es de lo mejor que tenemos en el mercado.

La facilidad de uso de la cámara es extrema, no necesitando más que 5 minutos en hacerte con el todos todos los gestos con los que nos moveremos por los menús. Pero si lo preferimos, podremos conectarla a nuestro smartphone o tablet para manejarla por medio de una app que hará mucho más que hacer de centro de control remoto.

La app nos servirá para disparar, ver lo que estamos grabando y lo que ya hemos capturado, pero es que además también nos servirá para editarlo todo y compartirlo directamente en redes sociales. Pero no te creas que hablo de un editor básico, no, te digo que tenemos un editor semiprofesional con una interfaz sencilla que nos permitirá modificar al gusto nuestros vídeos sin necesidad de ningún ordenador ni nada. Esta app es especialmente interesante con la lente 360º, ya que nos permitirá exportar los vídeos en 360 y también en formato plano, permitiendo escoger entre varios formatos de aspecto y jugando con el encuadre, perspectiva o velocidad de la reproducción.

Por si te parece poco, la app es también una red social en la que podremos inspirarnos y ver las creaciones de otros usuarios y, además, nos ofrece una serie de tutoriales y plantillas para crear vídeos creativos en pocos pasos y de manera semiautomática.

Luego tenemos Insta360 Studio, un editor gratuito para ordenador de la propia Insta360 que este si es algo menos intuitivo, pero que incluye un programa con el que arreglar, recortar y juntar nuestras creaciones sin necesidad de nada más, aunque también se integrará en Final Cut y Premiere por si tienes esos programas.

Actualizaciones periódicas

Otro aspecto que me ha gustado mucho es el del mimo que le da Insta 360 a la cámara. ¿A qué me refiero? Pues al hecho de hace nada ha recibido una nueva actualizando mejorando su calidad y añadiendo nuevos modos grabación. Esto es algo que realizan cada poco meses y que mantienen la cámara actualizada para disfrutarla como el primer día. Esta actualización se puede hacer por medio de la app (lo más recomendable) o bien por medio del ordenador y la propia cámara.

Grabar nunca fue tan divertido

Para cerrar este análisis quiero hacerte un resumen de mi experiencia, que no ha podido ser más positiva. En mi caso tengo la Insta360 Twin Edition, es decir, tengo el módulo gran angular y el 360º, siendo este último el que he usado prácticamente en exclusividad.

Siendo totalmente claros, creo que si te compras esta cámara, tienes que comprarte el módulo 360º ya que es la mayor gracia que tiene y lo que la diferencia del resto. Es cierto que perdemos algo de calidad a la hora de exportar los vídeos (lo hace en Full HD frente al 4K de la normal), pero es que gracias a esta grabación en 360 grados podremos grabar toda la escena sin preocuparnos de que se esté enfocando bien, ya que grabamos toda la escena y luego con la app podremos encuadrar lo que queramos, incluso pudiendo crear un vídeo nuestro en tercera persona.

En mi caso la he usado para grabar los vídeos de los últimos drones de DJI que he analizado, me he grabado esquiando, grabando escenas cotidianos para el vídeo del iPad…es decir, que gracias a tener este módulo 360 he podido grabarme sin necesidad de nadie más. En serio, es una pasada que debes de ver y si te gusta la creación de contenidos, es imprescindible. Ojo, todo esto se aplica para foto y para vídeo, por lo que también para nuestras vacaciones puede resultar muy interesante.

Como extra, debes saber que esta cámara se puede usar como Webcam, aunque sí es cierto que su calidad no es nada del otro, estando al nivel de una cámara web tradicional, quedándonos en Full HD como resolución máxima.

Publicado en Análisis de Gadgets

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.