Saltar al contenido →

La experiencia YouTube Premium

YouTube Premium es la versión de pago de la conocida plataforma de video en la que nos pasamos casi todo el dia. Pagando podremos tener extras como quitar los anuncios y acceso a YouTube Music, el rival de Spotify de Google. Ahora bien, la experiencia no es tan placentera como puede parecer.

Una suscripción 2×1

YouTube Premium surge como uno más en esta oleada de plataformas de suscripción que desde la aparición y éxito de Netflix han ido apareciendo por todos lados.

En esta ocasión YouTube Premium nos da acceso a un YouTube con contenidos exclusivos, sin publicidad y con funciones extra.

Pero la suscripción a YouTube Premium también nos permite acceder a YouTube Music, una app que calcada a Spotify y que te permite escuchar tus canciones favoritas que se encuentren subidas en YouTube, es decir, casi toda la música que existe actualmente.

Extras de YouTube Premium

Las diferencias entre la versión de YouTube Premium y la YouTube que todos conocemos son bastantes y muy interesantes, aunque realmente no sé si son suficientes para soltar la pasta.

Lo primero que notarás con YouTube Premium es que la publicidad desaparece, pudiendo ver cualquier vídeo sin interrupciones ni esperas. Esto mola bastante y lo cierto es que es algo de agradecer visto que últimamente la publicidad estaba empezando a ser un problema en la plataforma.

Lo segundo que notarás es que con YouTube Premium podrás ver vídeos de YouTube mientras usas otras apps, es decir, usa el sistema llamado PiP (Picture in Picture) que no es más que puedes estar viendo un video de YouTube mientras ves Instagram o escribes un WhatsApp ya que se reproduce en un pequeña ventana en tu smartphone o tablet. Esto es algo que también mola, pero en android llevamos años con la opción de dividir pantalla, pudiendo hacer esto de forma similar, pero aquí funciona muy bien y de forma automática. Muy cómodo, la verdad.

Lo tercero que notarás es que ahora los vídeos de YouTube los puedes descargar para verlos luego sin conexión. Algo muy útil si tienes un viaje largo para ir a trabajar, a estudiar o simplemente no vas a pasar por una red WiFi en mucho tiempo y no te quieres quedar sin datos. Eso sí, no podrás descargarlos a máxima calidad, siendo 1080 el máximo de resolución.

Debes saber que aunque descargues algo, si el vídeo es eliminado por el autor o por YouTube, el vídeo desaparece de vuestra lista de descargados.

La cuarta novedad que tendrás es que los vídeos se reproducen aunque bloqueemos la pantalla de nuestro smartphone. Esta funcionalidad mola, especialmente si estamos viendo un vídeo en el que lo importante es el audio (música, podcast, monólogos, etc.), pero que a veces es algo molesto, ya que aunque apaguemos el móvil un momento, este se quedará ahí que si se reproduce o no, como una notificación al estilo Spotify o reproducción de música.

Por último, YouTube Premium nos trae acceso a contenidos exclusivos dentro de la plataforma. Este contenido exclusivo esta compuesto por películas, series o programas especiales de youtubers conocidos. El mayor problema aquí es que la mayoría de los contenidos están en inglés y no están traducidos y los subtítulos son los propios de YouTube, y ya sabemos que no funcionan del todo correctamente.

La experiencia con YouTube Music

Con YouTube Premium tendremos también acceso a YouTube Music, la app de música de la plataforma, el Spotify de Google por así decirlo.

YouTube Music es interesante ya que nos da acceso a toda la música que hay en YouTube, algo que de primeras es bastante interesante, pero que luego la cosa no es tan bonita como parece.

Necesitaremos estar un buen tiempo entrenando a nuestro perfil y aún así no lograremos la misma experiencia que tenemos con Spotify, que en mi opinión nos aporta una mejor inteligencia y opción de descubrimiento de música sin necesidad de tener mucha idea musical. Es cierto que tenemos mucha variedad, pero sin un orden o control inteligente que nos permita tener esa experiencia que si nos dan otras apps, además de que no tenemos podcast (muy de moda actualmente) ni audiolibros ni nada más allá de lo que encontraremos en la pestaña música de YouTube.

¿Entonces, merece la pena pasarse a YouTube Premium?

Pues la respuesta según mi experiencia es que no.

Es cierto que llama mucho la atención el poder tener vídeo y música con una sola suscripción por unos 12€/$ pero la realidad es que los contenidos de vídeo de YouTube Premium para mí ni se acercan a los que hay en Netflix, por que no me sale el rentable pagar ese precio por quitarme los anuncios.

Luego puedes tener YouTube Music por 9.99€/$ pero tampoco lo cambiaría por Spotify o Apple Music, aunque si tenemos una buena biblioteca de temas hechos en la plataforma, quizás la app nos rente más y conozca mejor, algo que en mi caso no es así y no me sale rentable el cambio.

Consideraría el cambio el día en el que YouTube traduzca todos los contenidos a todos los idiomas, o al menos al español y el día que nos permita copiar nuestras listas de otras apps de música y se compore igual de inteligente que sus rivales.

Publicado en Uncategorized

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: