Saltar al contenido →

Ligar en tiempos de pandemia

En España llevamos unos dos meses encerrados en casa por culpa de la crisis global que ha provocado el COVID-19. Esto ha provocado que algo tan común como salir los fines de semana con nuestros amigos se haya sustituido por las videollamadas y el conocer gente en un bar se haya cambiado por el uso de apps como Tinder, Happn o Badoo. Para crear este post me he puesto en contacto con estas 3 apps, de las más usadas en España y me han confirmado que sí, la gente sigue queriendo conocer gente nueva aún encerrados en sus casas.

Estas apps llevan mucho tiempo con nosotros y somos muchos los que las empleamos a diario, pero estos días de confinamiento han servido para que aquella gente que tenía miedo o alguna reticencia se hayan atrevido a darle una oportunidad. Según los datos que me han facilitado las distintas apps, el aumento del número de conversaciones se sitúa entorno al 20-30% con respecto a las fechas antes del confinamiento. También es curioso el dato de que en Badoo han aumentado un 7% los usuarios que han actualizado su perfil. Esto se traduce en que durante estos días son más los usuarios que están en estas apps buscando conocer gente y también son más los usuarios activos, aquellos que no sólo se lo hacen un día para probar y lo abandonan a la hora.

Otro dato curioso, y un poco obvio, es que el hecho de no poder verse ha afectado a la duración de las conversaciones entre los distintos usuarios que han encontrado su ‘match’. El aumento de la duración de las conversaciones han aumentado entre un 22 y un 26% en Badoo y Tinder, mientras que Happn sorprende con un 61%. A estos datos hay que sumar el 60% de los usuarios de Happn que piensan que este es un momento perfecto para conocerse mejor. A ver, esto de que duren más las conversaciones es algo obvio, ya que no puedes quedar al día siguiente de conocerte mejor,lo que hace que al final los ‘matches’ tengan más tiempo para hablar e intimar mientras llega ese ansiado día en el que se pueda volver a retomar el contacto físico en un bar, en un restaurante o en la casa de alguno de ellos.

Y es que a ver, lo que está claro es que el estar en casa no nos iba a parar, todo lo contrario. Lo general es que todos tengamos una vida más o menos social, que tengamos contacto con gente en la oficina, que salgamos a tomar algo con nuestros amigos y que salgamos de fiesta los fines de semana. Esta vida hace que por mera inercia conozcamos gente nueva cada poco, ya sea una simple conversación o incluso lleguemos tener algo más. Este es el punto en el que estas apps han encontrado un fuerte tirón estos días, siendo la única opción de poder descubrir gente nueva que nos llenen esa necesidad de socialización. Además, son muchas horas en casa, muchas horas delante del ordenador o de la tele y hablar con otra gente nos ayuda a pasar mejor el rato.

Ahora ya sólo queda que poco a poco vayamos pasando de fases y veamos como a gente traslada esas uniones digitales al mundo real y quién sabe si será el inicio de algo más que un encuentro esporádico, especialmente tras hablar tantos días. De momento, parece que el ligar no se acaba pero sí se tiene que adaptar a esa nueva normalidad y a posibles nuevas etapas de confinamiento. Por eso, estas apps no paran de introducir opciones como las videollamadas o el aumentar los rangos de descubrimiento, todo para que todos esos usuarios y los mas veteranos sigamos usando estas apps mientras bares y discotecas recuperan esa normalidad a la que estábamos acostumbrados.

Eso sí, personalmente sigo esperando que estas apps vuelvan a tener un modo grupal en el que ya no sólo puedas conocer a una persona, sino que puedas conocer a un grupo nuevo, una funcionalidad que Tinder tuvo en su momento y que tuvo bastante aceptación, ya que permitía que aquellos más miedoso se sintiesen cómodos al no estar solos ante el peligro y pudiendo tener planes menos tensos al poder quedar más de dos personas. Veremos si nos sorprenden…

Publicado en Análisis de Tendencias

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: