Saltar al contenido →

Micrososft Surface Book 3: feo, fuerte y formal

En las últimas semanas te he podido traer los análisis de toda la gama Surface de Microsoft para este 2020 y hoy te hablo del Microsoft Surface Book 3, el más potente y caro de todos que surge como la opción adecuada para los que necesitan mucha potencia y una versatilidad muy difícil de encontrar actualmente en el mercado. Ahora bien, no todo es positivo en este modelo y te lo explico bien a continuación.

Para que te hagas una idea, el Surface Book 3 es la unión del Surface Pro y del Surface Laptop, permitiendo tener la versatilidad de una tablet y la comodidad y potencia de un ordenador portátil convencional. Su concepto es el de los ordenadores convertibles que surgieron hace un par de años con el auge de las tablets. Pues este dispositivo es eso, un portátil Surface Laptop al que se le puede quitar la pantalla y usarla de manera independiente.

La idea es muy buena y es más útil de lo que te puedas imaginar, el problema viene en que Microsoft no ha innovado demasiado en el diseño de este Surface Book 3 y nos encontramos ante un dispositivo con un aire ya muy visto que necesita de una renovación de imagen urgente. Y es que en una etapa en la que los dispositivos son cada vez más finos y compactos, este Surface Book 3 se ve algo anticuado y tosco. No se ve de mala calidad, ni mucho menos, pero no se ve esa evolución que vemos en otros dispositivos de la marca.

A la hora de usarlo es cuando te das cuenta de lo que mola tener un dispositivo así. Por un lado tenemos la pantalla, la que yo diría que es una Surface Pro más grande (Por favor, queremos una Surface Pro de 13 ó 15 pulgadas), y por el otro está el teclado que sería el cuerpo del dispositivo. La pantalla funciona sin necesidad del teclado, pero el teclado por si solo no nos sirve de nada, por lo que estamos hablando de que el Surface Book 3 es una Surface Pro que nos permite engancharla a un cuerpo de portátil tradicional que le añade teclado físico retroiluminado, las conexiones, una batería extra y una tarjeta gráfica Nvidia GTX 1660.

Sobre el rendimiento de este dispositivo hay poco que decir. Tenemos los últimos procesadores de Intel por un lado y al sumarle esa tarjeta Nvidia dedicada pues tenemos un rendimiento excelente. No va a ser igual a un PC fijo, pero sí que vamos a poder jugar o editar contenido multimedia sin ningún tipo de problema. Eso sí, ten en cuenta que la pantalla por si sola es potente porque tiene el procesador de Intel, pero nada comparado a cuando la tenemos enganchada al teclado. Lo digo por si te pones a enseñar proyectos o quieres jugar sólo con la pantalla, tienes ese detalle a tener en cuenta. ¡Ah! También pierdes todo tipo de conexiones, ya sean los USB o la carga.

Y es que lo que hace especial a este Surface Book 3 no es su rendimiento, que es excelente, es la versatilidad que nos da el poder desacoplar la pantalla. Esto hace que, por ejemplo, nos sea mucho más cómodo ver documentos o navegar por Internet, enseñar algo o usar el Surface Pen. Además, podemos acoplarlo frente al teclado o contra él permitiendo que el dispositivo al completo se ponga ‘plano’ o en el ángulo que más nos guste.

Lo que sí debes saber es que estamos hablando de un producto que va a un público muy específico. Si te gusta poder usar la pantalla en modo tablet, tienes el Surface Pro; Si te gusta el modo portátil tienes los Surface Laptop; Y si buscas un portátil potente tienes en el mercado otras opciones con especificaciones similares y por menos precio. Este Microsoft Surface Book va para los que han visto los convertibles que hay en el mercado pero no les convence la idea de que la pantalla se gire 180º, les parece incómodo usarlo así en modo tablet con el teclado atrás o incluso no hayan visto uno lo suficientemente potente para lo que buscan.

Es cierto que Microsoft debería de darle una vuelta a modernizar un poco el diseño, a dotar a la pantalla de alguna conexión USB o lograr la forma de que al cerrarse se cierre al completo sin espacio entremedias, pero también es cierto que es un producto que cumple a la perfección con lo que Microsoft promete: un portátil potente, con una buena experiencia de uso y con la versatilidad de la gama Surface Pro.

Ahora ya sólo queda que este Microsoft Surface Book 3 encaje en lo que quieres y que no te importa gastarte el dinero que cuesta, ya que no es un dispositivo barato precisamente.

Publicado en Análisis de Ordenadores

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: