Saltar al contenido →

Neuralink, un chip para curar enfermedades neurológicas

Neuralink es un proyecto de Elon Musk que tiene la finalidad de curar enfermedades neurológicas del cuerpo humano mediante la implantación de un chip en el cerebro y en otras partes del cuerpo que sustituyan o reparen a las partes de nuestro sistema nervioso que nuestro cuerpo tenga dañada. Esto que puede parecer ciencia ficción fue presentado hace un año y ayer se mostró el primer chip funcional implantado en cerdos. La idea es que la próxima muestra ya sea en un humano.

En su momento se nos vendió este proyecto como la fusión entre tecnología y los seres humanos con la finalidad de curar enfermedades e incluso dar cabido a los tranhumanos, personas que rompen las barreras entre lo natural y lo tecnológico, pero esto de momento se queda en series como Years and Years, Upload o Altered Carbon. Ayer, Elon Musk nos mostró la función principal de este proyecto que es la de ayudarnos a entender y reparar nuestro cuerpo.

Hace unos días me hizo mucha gracia un meme en la que salía un sistema nervioso de ser humano al completo (cerebro, espina dorsal y nervios) y en el que decía: “Este eres tú sin tu armadura de carne y hueso”. Y me hizo gracia porque es verdad. La idea de nosotros, nuestra consciencia está en el cerebro y este es el que hace que movamos el resto del cuerpo, incluidos los distintos órganos vitales del cuerpo. 

Sistema nervioso humano al completo.

Partiendo de esta idea, son muchos los proyectos que están intentando entender el cerebro y traducir los impulsos eléctricos de las neuronas para lograr curar enfermedades como el Parkinson, las parálisis o el Alzheimer que actualmente no tienen cura. Y este es el aspecto que presento Elon Musk ayer de sus proyecto Neuralink.

Elon Musk presentando Neuralink

La presentación sirvió para dar a conocer el chip ‘Link’, es decir, el chip que se implantaría en el cerebro y que sería el centro del resto del proyecto. Este ‘Link’ no es más grande que una moneda grande y se implantaría directamente en el cráneo de manera totalmente invisible al resto de personas. A su vez, este ‘Link’ tiene ‘unas patitas’ que se conectarían al sistema nervioso del cerebro para poder leer la actividad neuronal.

 

Chip Link de Neuralink

A día de hoy este ‘Link’ no es más que ‘una especie de Fitbit que tenemos conectamos a nuestra cabeza y que lee nuestra actividad neuronal y datos biométricos”, así lo describió el propio Elon Musk. Lo mostraron implantado en cerdos, enseñando como el chip era capaz de leer los impulsos eléctricos y mostrar los patrones para una futura interpretación. Puede parecer poco, pero enseñaron que son capaces de identificar el funcionamiento neuronal del cerdo a la hora de andar y de comer.

Ojo, también mostraron que este chip es reversible sin consecuencias, por lo que podría servir para tratamientos temporales sin efectos secundarios una vez terminemos su uso.

Lectura de datos Neuralink

La idea principal de todo esto es lograr entender a la perfección el funcionamiento del sistema nervioso de cara a identificar los fallos que puedan haber y poder corregirlos, logrando así curar deficiencias que puedan provocar no solo enfermedad, también estados de ánimo como la depresión o las adicciones.

Impulsos detectados por Neuralink

Pero la cosa no queda aquí y Elon Musk no se escondió a la hora de reconocer que en sus planes también está la idea de poder trabajar con la memoria y guardar o reparar recuerdos e incluso reescribir algunos de ellos al más puro estilo de la película Destino Final. Tampoco rechazó la idea deque en un futuro se pudiera transferir la consciencia de una persona a una máquina u otro cuerpo, al estilo de lo que vemos en la película Transcendence o las series Year and Year, Upload o Altered Carbon. Eso sí, esta idea de momento no pasa el aspecto teórico y aún queda mucho camino por recorrer.

Máquina de instalación de Neuralink

En mi opinión, este es un proyecto muy bonito que se suma a muchos otros que se están desarrollando en paralelo y que parten todos de la misma idea: tratar nuestro sistema nervioso como si fuera un circuito eléctrico, permitiendo así la detección de errores en los circuitos y su posterior reparación. Creo que lo más factible a medio plazo será la idea de tener uno de estos chips implantados que nos mantengan al tanto de nuestra salud interna y que nos avisen en caso de un posible fallo. 

Sobre la fusión entre el humano y la tecnología, lo cierto es que aún no lo veo claro a corto plazo pero sí es cierto que no es una idea descabellada, ya que es algo que cada día vemos más y más con dispositivos externos a nuestros cuerpo (smartphone, wearables, implantes, prótesis…) por lo que no sería descabellado que de aquí a 20 años pudiéramos ver avances interesantes que unan la impresión 3D con este tipo de tecnologías tranhumanas.

 

Publicado en Presentaciones

Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: